PIEGRO
COMMUNITY MANAGER

Todo efecto mágico consta de tres partes o actos.

La primera, es la presentación: el mago muestra algo ordinario, una baraja de cartas, un pájaro o una persona. El mago lo exhibe, os puede invitar a que lo examineis, para que veáis que no hay nada raro. Todo es normal. Pero claro, probablemente no sea así.

El segundo acto es la actuación: el mago, con eso que era ordinario, consigue hacer algo extraordinario. Entonces intentareis descubrir el truco, pero no lo conseguireis, por que en el fondo, no quereis saber cuál es. Lo que quereis es que os engañen. Pero todavía no aplaudiréis. Que hagan desaparecer algo no es suficiente, tienen que hacerlo reaparecer.

Por eso, todo efecto mágico consta de un tercer acto, la parte más complicada de este acto, es el prestigio.

SIR MICHAEL CAINE – Cutter